Oso Pardo

Oso Pardo

El oso pardo es una especie de mamífero que pertenece a la familia de los úrsidos propia de Eurasia y de Norteamérica. Su nombre científico es Ursus arctos.

oso pardo características

Contenidos

Características del Oso Pardo

¿Cuánto pesa el Oso Pardo?

oso pardo peso

Por lo general, los machos son más grandes y pesan más. Suelen alcanzar un peso que ronda los 450 kg (esto sin contar con el peso adicional que adquieren antes de la hibernación), mientras que las hembras suelen ser mucho más pequeñas, pesando alrededor de los 250 kg.

¿Cuánto mide el Oso Pardo?

El oso pardo puede llegar a 1,30 metros de altura hasta la cruz de sus hombros, y tener una longitud de entre 1,5 y casi 3 metros. Esta gran variación depende de las subespecies, por ejemplo, los osos grizzlie o el kodiak de Alaska están por encima de la media en cuanto a tamaño.

¿Cuántos años vive el Oso Pardo?

Los osos pardos viven una media de 25 años (en estado salvaje). Al contrario de lo que suele ser lo normal con animales salvajes, los ejemplares que viven en cautividad tienden a vivir más años, quizá no sólo por los cuidados (que en otros animales no sirven) sino por sacarles de un entorno hostil y agresivo en el que pueden morir prematuramente, si bien esto no está comprobado.

¿Cómo es el Oso Pardo de bebé?

Cuando nacen, los bebés de oso pardo pesan entorno a 350 gramos, y pasan los primeros meses aprendiendo a caminar en la osera, alimentándose de la leche materna y acostumbrándose a la visión y a sus demás sentidos. Con la primavera salen al exterior y las madres prosiguen con las enseñanzas básicas de supervivencia: rastreo, caza, pesca, recolección, defensa, localización de guaridas.

osos pardos de bebe

Al cabo de un año, los oseznos pesan ya entre 20 y 25 kilogramos, y medio año después estarán listos para partir en solitario a recorrer los bosques. A partir de ahí, la madre volverá a estar capacitada para quedarse de nuevo embarazada y proseguir el ciclo, con ese espacio de dos años entre uno y otro embarazo.

Oso Pardo gigante

No existe propiamente un llamado “oso pardo gigante”, si bien es evidente que los mayores ejemplares podrían llevar tal nombre. Una de las subespecies, el oso Kodiak, es llamada a menudo “oso gigante de Alaska” debido a sus enormes proporciones, y muchos ejemplares de Grizzlie también entrarían en esa denominación.

oso pardo gigante

En cuanto a especies extintas, hasta hace 10.000 vivió en Norteamérica otro género de osos llamados Arctodus, una criatura de 800 kg que erguida podía superar tranquilamente los 3 metros de altura. Pero no se trataba de un oso pardo, con quien por cierto compartía territorio, y que finalmente le sobreviviría.

¿Dónde vive el Oso Pardo? Conoce su hábitat

Vive en muchas zonas de Europa, de Asia y de Norteamérica, pero siempre con una población fragmentada en pequeños núcleos. Antiguamente, también se podía encontrar en el Norte de África.

hábitat del oso pardo

En España, hay osos pardos en la Cordillera Cantábrica y los Pirineos, donde se encuentran en grave peligro de extinción. En épocas anteriores, esta especie estaba presente en toda la península Ibérica.

¿Qué come el Oso Pardo? ¿Cómo es su alimentación?

Como todos los osos, son animales omnívoros, pero con predominio vegetal. Su alimento preferido son los panales de miel (el aguijón de las abejas no puede penetrar en su pelaje). Además cazan pequeños insectos y, en el momento de la subida de los salmones en los ríos, se convierten en pescadores.

Por otro lado, debido a la reintroducción que se hizo del oso pardo en las comarcas del Pirineo (con ejemplares provenientes de Eslovenia), se han producido algunos problemas con estos animales, que se han llegado a comportar como carnívoros atacando a los rebaños de ovejas.

Reproducción del Oso Pardo

Los osos pardos machos y hembras alcanzan la madurez sexual entre los tres y los cinco años, produciéndose la época de celo con la primavera avanzada, entre mayo y julio. Estos animales no forman parejas, son polígamos y los encuentros son casuales y finitos. Para aumentar las posibilidades de fecundación en este contexto, las hembras tienen ovulación inducida, es decir, que la ovulación no es regular sino que la provoca la cópula.

Ursus arctos

Luego el óvulo fecundado queda flotando en el útero durante un par de meses, implantándose sólo a partir del otoño, tras lo cual empieza una breve gestación de otros dos meses. De esta forma, el cuerpo de las hembras se regula para dar a luz durante la hibernación, en la calidez y la seguridad de la osera. Las camadas son de entre uno y tres cachorros, aunque de forma muy excepcional se han visto camadas de cuatro.

Comportamiento del Oso Pardo

El oso pardo no es una especie particularmente agresiva, pero no dejan de ser carnívoros preparados para la mayor violencia, y la ferocidad de las madres cuando protegen a sus cachorros es legendaria. La mayor parte de ataques documentados a humanos se deben a encuentros casuales cerca de una camada.

Ursus arctos agresivo

Los osos pardos engordan cuanto pueden durante el verano y el otoño, desviando hasta el 75% de los nutrientes obtenidos en la grasa corporal. Durante sus últimas comidas antes de la hibernación, los osos comen también tierra y todo tipo de hierbas. De esta forma, se les forma un bolo que al llegar al intestino grueso lo tapona, bloqueando la secreción. Y ya en la seguridad de su guarida, están listos para entrar en el letargo del invierno, sobreviviendo todo ese tiempo gracias a la grasa acumulada y a los alimentos amontonados en el estómago, que se van digiriendo a un ritmo muy lento. Pasan el invierno descansando, durmiendo la mayor parte del tiempo aunque no todo. Y cuando despiertan por fin, expulsan el tapón sin mayor problema y relanzan su ciclo normal.

oso pardo

A nivel territorial hay mucha diferencia entre machos y hembras: las hembras de oso pardo tienen áreas de acción mucho más reducidas, decenas de kilómetros por lo general, que se encargan de proteger y explotar con eficacia. Los machos, por su parte, campean por cientos o miles de kilómetros de bosque, incluyendo las áreas de diferentes hembras para, y asegurando así mayor efectividad de fecundación. Las extensiones relativas de ambos, sin embargo, dependen del ambiente. En los bosques caducifolios los osos pardos encuentran mucho más alimento, y por tanto las áreas se reducen. Pero en los bosques de coníferas más fríos, como en Noruega, las hembras pueden tener áreas de campeo de trescientos kilómetros, y los machos de hasta cinco mil.

¿Porque el Oso Pardo está en peligro de extinción?

Existen diversos problemas que causan que el oso pardo se encuentre en peligro de extinción:

  • Cambio climático
  • Destrucción del hábitat
  • Caza furtiva
  • Caza accidental

A nivel general, se encuentra en una situación vulnerable. Cuenta con extinciones parciales en toda su distribución, siendo más habitual en zonas donde tienen más contacto con el hombre.

Adaptación del Oso Pardo

La adaptación del oso pardo al medio es sorprendentemente buena dado su tamaño y las amenazas a su entorno y a ellos mismos. Actualmente esta especie es capaz de vivir en zonas semidesérticas frías, como en el Gobi, hasta en zonas costeras, o incluso en la tundra. Pero su hábitat preferente siguen siendo los bosques, adaptando cuanto pueden sus territorios al bosque existente disponible.

adaptación del oso pardo

Son animales curiosos que en un primer momento no ven a los humanos como presa, y si les dan comida, al contrario, los asociaran con la obtención de comida fácil, e irán a buscarlos a menudo. No con actitud agresiva, pero siendo un cazador de gran tamaño que puede asustarse con facilidad es una imprudencia, motivo por el cual está prohibido alimentarles de ninguna manera.

Tipos de Osos Pardos

Existen diferentes subespecies de oso pardo, que pueden diferenciarse mucho en tamaño y coloración dependiendo de los ambientes en los que viven y el grado de aislamiento de otros parientes.

Podemos dividirlos, a grandes rasgos, en dos grupos: los paleárticos (que viven en Eurasia y Norte de África) y los neárticos (que viven en la ecozona norteamericana).

Subespecies de oso pardo en la ecozona paleártica

Ursus arctos arctos – Oso pardo euroasiático

Es el oso más extendido en Europa, y con una clara predominancia en Rusia y el Cáucaso. Pelaje de un marrón oscuro y vistoso, garras oscuras, y un tamaño variable que en Europa es algo inferior, y en Rusia mayor, debido seguramente a la caza.

Ursus arctos beringianus – Oso pardo de Kamchatka

Habita las tierras costeras entorno al Mar de Okhotsk (Kolyma, islas Shantar, Golfo de Shelikov, isla Paramushir y península de Kamchatka). Es un oso muy grande con un hocico ancho. De pelaje oscuro, tanto que parece casi negro en los costados, aunque siempre clarea en el lomo. Comparte territorio con el arctos collaris, y se cree que puede ser el ancestro del oso polar, el oso Kodiak, y los osos pardos peninsulares de Alaska.

Ursus arctos collaris – Oso pardo siberiano

Su hábitat comprende la mayor parte de Siberia. La mayor parte son de pelaje oscuro, aunque algunos lo tienen más claro, y su tamaño es intermedio entre el pardo euroasiático y el de Kamchatka. En la región subártica de Yakutia, su tamaño es considerablemente inferior.

Ursus arctos isabellinus – Oso pardo del Himalaya

Habita el norte del Nepal, el norte y noreste de la India y el norte de Pakistán. Se distingue de sus primos por un color mucho más rojizo en el pelaje, un tamaño en general menor, y unas orejas más grandes en relación a la cabeza. Prefiere vivir en los extremos más altos de los bosques, y está hoy críticamente amenazado de extinción.

Ursus arctos pruinosus – Oso azulado del Tibet

Esta subespecie, que habita en la meseta tibetana, tiene un tamaño moderado que se compensa con un pelaje largo y enmarañado. Su color oscila entre el marrón más oscuro y el más claro, y destaca por un denso collar de pelaje de un color claro. Se cree que este animal puede haber dado nacimiento a la leyenda del Yeti, pues en algunas exploraciones donde restos de pelo fueron identificado como “pelo de Yeti” por los locales, análisis posteriores desvelaron que pertenecía al arctos pruinosus.

Ursus arctos lasiotus – Oso pardo de Ussuri

Este oso, de tamaño muy variado según la región, y conocido por múltiples nombres (oso caballo, oso de Amur, o Grizzly negro) tiene uno de los pelajes más oscuros. Habita en zonas de la Rusia continental, en la antigua Manchuria, en la península de Corea, e incluso en Japón, en las islas de Hokkaido y Honshu.

Se cree que puede ser el ancestro del u. a. Horribilis u oso Grizzly.

Ursus arctos syriacus – Oso pardo de Siria

Ya extinto en la Siria que le da el nombre, y también en Israel, hoy habita en Transcaucasia, Iraq, Turquía, Iran, Afganistán, Líbano, Pakistán y en los montes Pamir-Alay y Tien Shan.

Es muy llamativo por su tamaño menor y, sobre todo, su pelaje sin apenas pelo negro que oscurezca el color general. Es muy claro, casi rubio, con garras también más claras.

Subespecies de oso pardo de la ecozona neártica

Ursus arctos horribilis – Oso Grizzly

La subespecie más famosa de oso pardo americano, el Grizzly habita una amplia región entre Alaska, el Yukon, los Territorios del Noroeste, la Columbia Británica, el oeste de Alberta y Montana, y el noroeste de Wyoming. Es un oso muy adaptable, con un tamaño que también puede variar mucho según la región en la que vive, y que destaca por su pelaje entrecano que contrasta con el fondo oscuro.

Ursus arctos middendorffi – Oso Kodiak

Aunque otros osos pardos de costa pueden rivalizar en tamaño, la subespecie Kodiak es la más grande en general, de todo el planeta. Habita en las costas de Alaska, y además de su tamaño destaca por un denso pelaje de color marrón intenso, no demasiado oscuro pero nunca tan claro como un Grizzly.

Ursus arctos sitkensis – Oso pardo de Sitka

Subespecie endémica de las islas ABC de Alaska, tiene un tamaño similar al grizzly, pero un pelaje más oscuro, de hecho el más oscuro de los pardos de Norteamérica.

Curiosamente, su genoma indica que, de todos los osos pardos, éste es el más cercano al oso polar.

Subespecies dudosas

Ursus arctos alascensis – Oro pardo de Alaska<

En parte de la comunidad científica todavía esta reconocido como subespecie, pero muchos proponen que en realidad se trata de un oso Grizzly.

Ursus arctos dalli – Oso pardo de la Isla de Dall

No existe un registro genético de esta especie de oso, muy pobremente descrita, pero es posible que solo sea una variación costera de alguna otra subespecie de oso pardo americano.

Ursus arctos gyas – Oso pardo de la península de Alaska

Algunos biólogos creen que pertenece a la subespecie del oso Kodiak. Sin embargo no está claro, y si se tratara de una auténtica subespecie, rivalizaría o incluso superaría al Kodiak en tamaño.

Ursus arctos stikeenensis – Oso pardo de Stickeen

Circunscrito al noroeste de la Columbia Británica, entre los ríos Stikine y Skeena, algunos proponen que se trata de una subespecie, y otros, de una variación local de oso Grizzly. De serlo, es una variante con un tamaño mayor que el Grizzly corriente.

Ursus arctos crowtheri – Oso del Atlas

Habitaba en los montes Atlas y el norte de África desde Marruecos hasta Libia. El último ejemplar fue cazado en 1890.

Ursus arctos californicus – Grizzly de California

Esta subespecie, que habitaba en Sierra Nevada y la zona costera de California, tenía un pelaje de color dorado, más claro que el del Grizzly, y aparentemente alcanzaba tamaños mucho mayores. El último ejemplar conocido fue cazado en 1922.

Vídeos de Osos Pardos

Oso Pardo
4.7 (93.33%) 9 votos

¿Nos dejas un comentario?